baby shower logo
       

TEMAS RELACIONADOS

OTROS RUBROS

Inicio

BEBES

 

La mayoría de las familias sienten una inmensa alegría con la llegada de los bebés, pero con este sentimiento de gozo también comienzan las dudas acerca de los cuidados correctos que se le deben dar a estos pequeños niños, pero esto no es raro, es lo que se espera en donde no hay experiencias previas en cuidados de bebés.

 

Primero y principal, debemos establecer un pediatra de cabecera, él será el encargado de realizar os controles pertinentes de salud durante su infancia, que los bebés tengan su propio doctos es caso tan importante como su alimentación diaria. Durante el primer mes, se recomienda visitar al pediatra al séptimo día del nacimiento y al cumplir 1 mes de vida; siempre y cuando no sea citado por el neonatólogo previamente, por ejemplo para controlar alguna ictericia u otra anomalía.

asado el primer mes se realizará un control de forma mensual hasta que cumpla el año de vida, y luego del año, cada control será trimestral hasta que el niño cumpla 2 años de vida, luego de esa edad el control debe ser semestral.

Los pediatras de los bebés suelen comenzar la primera consulta con la realización de una adecuada historia clínica en donde figurarán los antecedentes de la madre acerca de otros embarazos como lógicamente del último, también figurará si tuvo inconvenientes en los mismos durante su desarrollo (presión arterial, diabetes, infección urinaria, etc).

bebes
 
Preguntará sobre el parto, si se produjo por vía normal o cesárea, peso de nacimiento, etc.
Los parámetros los bebés, de una gestación de 37 a 42 semanas, pesan al nacer entre 2700 y 4200 gramos, miden aproximadamente 50 centímetros y su perímetro cefálico es de unos 35 centímetros. El aumento de peso diario de los bebés se estima en unos 20 a 30 gramos, durante los primeros tres meses de vida, dando unos 600 a 900 gramos por mes en promedio.

Consejos fundamentales para tu bebe

bebe-lactancia

La lactancia materna es parte primordial de la vida de los bebés, ésta siempre será exitosa si la madre tiene el convencimiento de llevarla adelante ya que son muy pocos los casos en que exista falta de producción materna de leche para poder alimentar al bebé. Para facilitar dicha lactancia, el ambiente debe ser calmo no sólo para la mamá, sino también para el bebé y ambos deben sentirse cómodos. Por lo general, los bebés, piden la teta entre 2 hs y media y 4hs, esta técnica de amamantamiento es buena ya que es el promedio exacto saludable para el niño. Debe inducirse al bebé a hacer un provechito para así aumentar el volumen de leche por toma. Otro tema fundamental son los cólicos, las madres no deben asustarse por ellos, son esperables y están asociados al aire que toman cuando se amamantan y a su lógico crecimiento del intestino.

Lo mejor es realizar masajes sobre la barriga del bebé para que pueda expulsar los gases sin la necesidad de utilizar cremas. Los medicamentos para cólicos no son indicados para los bebés ya que el abuso puede empeorar el cuadro. Ciertas anomalías en la cabecita de los bebés son esperables; la fontanela anterior se cierra recién a los 18 meses y la posterior puede hacerlo a los 6 meses de vida, pueden también presentar en la cabeza unas escamitas (dermatitis seborreica) que tienen que tratarse con aceite de almendras, luego debe pasarse un cartoncito suavemente para despegarlas. Los ojos son muy sensibles en los bebés, los primeros días pueden presentar conjuntivitis, allí se deberá acudir al pediatra, ésta puede ser secundaria a la medicación que se coloca en los ojitos luego del parto. Durante los primeros 6 meses, puede aparecer estrabismo, y es algo normal, es necesario evaluar si es continua consultando al oftalmólogo.

La piel en los bebés es algo que debe tratarse con mucho cuidado ya que poseen una piel muy sensible que muchas veces produce reacciones alérgicas que son normales pero asustan a la familia. Puede aparecer un eritema toxico, este consiste en manchitas o granitos que se asemejan al pus y que se resuelven solos con el paso del tiempo. Nunca deben usarse jabones o perfumes para la piel del bebé, lo mejor en estos casos es utilizar jabones de glicerina neutros o jabones con avena. Con respecto a la cola de los bebés, ésta debe ser higienizada con aceite similar al Óleo calcáreo o aceite de concha común, los productos artificiales deben dejarse de lado ya que pueden irritar su piel, en caso de usar poco agua, se deben colocar los aceites posteriormente para mantener la hidratación de la piel. Estos son los temas que más interesan con respecto al cuidado de los bebés, ante cualquier duda siempre debe recurrirse al pediatra.

   

El contenido se halla registrado bajo derechos de autor | Política de privacidad |contacto