baby shower logo
       

TEMAS RELACIONADOS

Embarazo

OTROS RUBROS

Nacimiento

Bebes

Inicio

SINTOMAS DEL PARTO

 

El nacimiento de nuestro hijo es motivo de inquietud y alegría; la mayor parte de las mujeres empiezan a sentir los síntomas del parto entre la semana 39 y 41 de su embarazo, de todas maneras, no es fácil ni posible saber cuándo empezarán los dolores de parto. Aunque los médicos se esfuerzan en darnos fechas posibles de parto, generalmente los mismos ocurren 2 semanas antes o después de las fechas estimadas.

 

Cuando planificamos el nacimiento del bebé debemos tomar medidas ante los síntomas del parto para que el mismo sea más fácil, entre ellas debemos estipular cuándo vamos a llamar al médico, cómo hacerlo si es muy tarde y si no está en su consultorio u hospital.
Tener en mente si llamaremos primero al consultorio o si directamente iremos a internación, y especialmente qué hacer cuando comiencen los síntomas del parto, con respecto a los dolores.

Antes de encaminarnos hacia el hospital debemos tener en cuenta otros factores, que cuando empiecen los dolores, no podremos considerar: lo primero es saber a qué distancia está el hospital en donde daremos a luz, quién nos llevará, etc.
Los síntomas del parto suelen ser muy agudos y no nos dan tiempo a pensar en estos factores que son imprescindibles para que el niño nazca en el lugar adecuado. Nadie sabe con exactitud cuándo comenzarán los dolores, aunque los cambios hormonales pueden utilizarse como guía, en general las mujeres suelen darse cuenta cuándo comenzaron los síntomas del parto porque son dolores mucho más agudos que los que usualmente tienen y a la vez duran mucho más tiempo.

sintomas-parto-embarazo
Cuando comienzan los dolores del parto el cerviz comienza a dilatarse, el útero empezará a contraerse (ya que es un músculo) en intervalos regulares y cuando lo haga sentiremos que el abdomen se endurece.
 

Entre las contracciones, notaremos que el útero se relajará y se ablandará, lo hará incluso hasta el comienzo de los dolores de nuestro parto.

Dentro de los síntomas del parto sentiremos que el bebé estará más bajo, la secreción vaginal será mayor y de color rosa con rastros de sangre; se presentará a la vez un patrón de calambres regulares que serán percibidos como un dolor agudo en la espalda o de tipo menstruales.

sintomas-del-parto

También es posible que durante el período de embarazo se presenten “falso” dolores que pueden llegar a confundirse con síntomas del parto, pensaremos que indican el comienzo del alumbramiento: contracciones de tipo irregular por ejemplo, las mismas se las conoce como contracciones Braxton hicks. Se presentan en todas las embarazadas y son normales aunque en muchas ocasiones dolorosas, sintiéndose al final de la jornada.
Para muchas madres es difícil diferenciar los síntomas del parto de los dolores falsos, por lo general las contracciones falsas son irregulares y no tan fuertes como las contracciones de parto verdaderas, muchas veces la única forma de saber si son falsas o no es a través de un examen vaginal para poder detectar cambios en el cerviz que son los indicadores del comienzo del parto.

Las características de los falsos síntomas del parto son: contracciones irregulares, no muy cercas unas de otras, las mismas pueden desaparecer cuando la madre camina o cuando cambia de posición. Habitualmente son leves y no se intensifican y se sienten sólo en el abdomen. Mientras que los reales dolores de parto incluyen contracciones que ocurren en intervalos regulares, y con el correr del tiempo, se van acercando cada vez más; duran entre 30 y 70 segundos y continuarán a pesar de que la embarazad se mueva o cambie de posición. Su intensidad también aumenta y lo hace de forma constante, generalmente comienzan en la espalda y terminan en la parte de adelante. Un buen método que se emplea para diferenciar los verdaderos síntomas del parto es calcular el tiempo entre una contracción y otra, observar cuánto tiempo tarda en llegar una contracción después de haberse originado la primera. Anote los tiempos durante al menos, una hora, aunque a veces resulte difícil medir con precisión el tiempo si las contracciones son leves, aunque sea estímelo.
Se debe llamar al hospital: si se rompe la bolsa de agua aunque carezca de contracciones, si se siente un dolor agudo y constante, si siente que el bebé se mueve con menos frecuencia o si está perdiendo sangre de la vagina.

   

El contenido se halla registrado bajo derechos de autor | Política de privacidad |contacto