baby shower logo
       

TEMAS RELACIONADOS

OTROS RUBROS

Inicio

EMBARAZO

 

El embarazo y parto son dos de los acontecimientos más hermosos que una mujer puede llegar a tener, es una experiencia inexplicable tener un individuo creciendo dentro de uno mismo porque se puede  sentir cada pequeño movimiento del bebé, desde que se forma hasta que nace. Pero cuando se contrae un embarazo el cuerpo empieza a darnos las señales correspondientes.

 

Una vez que se a lugar a la fecundación, muchos son los cambios que comienzan a producirse en el cuerpo de la mujer ahora embarazada. Hay decenas de señales que se asocian al embarazo, la primera y la que da la alerta a la mujer es la falta menstrual, es aquí en donde sabe que se está preparando para el embarazo y parto.
Pero como no son todas las mujeres que poseen períodos regulares, es importante estar atentos a otras señales como: las náuseas, el crecimiento de los pechos, la fatiga, acidez, entre otros.

De todas maneras, aunque la mujer presente estos síntomas es de suma importancia reconfirmar el diagnóstico con una prueba de embarazo. Esta prueba es capaz de detectar la presencia de una hormona denominada gonadotropina criónica, que es originada por la placenta y se sitúa en la sangre y en la orina de la mujer embarazada. Una vez que sabemos que estamos afrontando los períodos de embarazo y parto, la mujer debe tener un cuidado prenatal, el mismo consiste en monitorear la salud de la madre y del feto durante la etapa de embarazo.

embarazo
 
Es de suma importancia visitar al médico tan pronto como se presuma que se está embarazada, durante cada visita, el médico le realizará a la embarazada un examen físico que incluirá entre otras cosas: extremidades (para poder detectar una posible retención de líquidos), peso, altura uterina, presión arterial, etc.
Además realizará un chequeo de la posición del feto y los latidos de su corazón; todos estos aspectos serán seguidos muy de cerca durante el embarazo y parto de la mujer.

El médico también podrá aconsejar otros tipos de exámenes médicos tales como un ultrasonido y el monitoreo de los latidos fetales. El período de embarazo y parto es muy delgado y es por eso que la embarazada debe mantener una dieta  balanceada que le ayude a adquirir todos los nutrientes que son necesarios para el bienestar de ella y del bebé. Debe asegurarse de que la dieta incluya suficientes vitaminas y nutrientes, pero a la vez deberá moderar la cantidad que se ingiera.

parto

La embarazada debe recordar que mientras se está en la etapa de embarazo, la mujer es muy susceptible a las intoxicaciones, es por esto que algunos aditivos e ingredientes pueden ser dañinos para el bebé. Con el inicio de las contracciones se sale del período embarazo y se entra sólo en el de parto, el cual consiste en el acortamiento del cuello uterino hasta que se consiga su completa desaparición; esta etapa se conoce con el nombre de borramiento.

Si la madre es primeriza, el cuello primero se borra y luego empieza a dilatarse; las contracciones se presentan cada 25 o 30 minutos y duran alrededor de 20 segundos cada una. Este proceso lleva una 6 o 7 horas y es por eso que, en las madres primerizas, el trabajo de parto hasta que se expulsa al niño y a la placenta puede llegar a durar entre 8 y 12 horas; nadie afirmó que los períodos de embarazo y parto eran fáciles, pero dar a luz a un individuo es sin dudas un gran regalo.

Una vez que el cuello uterino se ha borrado, las contracciones empiezan a intensificarse para permitir que dicho cuello uterino se abra o ensanche de manera progresiva hasta su abertura máxima que no es menor a los 10 cm. Este trabajo lo realiza para que el bebé pueda ser expulsado por el canal de parto, este proceso se lo conoce como proceso de dilatación El proceso de dilatación se divide en 2 fases: la primera fase es cuando el útero logra su dilatación  de 0 hasta los 8 cms, y la segunda fase se lleva a cabo cuando el mismo  alcanza los 10 cm.
Una vez que el cuello uterino alcanzó los 10 cm de dilatación, se lleva a cabo el fin del parto  porque entramos en la etapa de expulsión, las contracciones empezarán a distanciarse más y ahora se presentarán cada 3 o 4 minutos, aquí es donde el médico nos dará las indicaciones para comenzar a pujar. El médico espera divisar la cabeza del niño y una próxima contracción para ayudar a la salida del niño y guiará a la madre para evitar un posible desgarre en los músculos como consecuencia del esfuerzo y la presión que podría ejercer la cabeza del bebé. Aquí es donde se llega al final del parto y embarazo, repitiendo el concepto ya mencionado, una experiencia única e inigualable que las mujeres vivencian.

   

El contenido se halla registrado bajo derechos de autor | Política de privacidad |contacto